diciembre 4, 2021
El tendedero plegable

Tendedero plegable

Un tendedero plegable es la alternativa que tiene un ama de casa cuando no posee un buen patio para tender la ropa, además que elimina esa fea costumbre de colocar a secar las piezas sobre los muebles o las sillas. Un tendedero plegable es hablar de economizar espacio y esfuerzo, es una solución ante la falta de presupuesto para comprar una secadora.
Hoy en día se ha hecho muy común la compra de este tipo de accesorios, sobre todo porque en los pisos modernos, en la distribución de su espacio, muy pocas veces se dedica unos buenos metros al lavandero; las amas de casa tienen que hacer maromas para poder secar sus prendas después de lavarlas; por eso hoy en día existe el tendedero de ropa.
Son muchos los modelos que existen, los fijos, los de techo y por supuesto los plegables. Sobre estos últimos dedicaremos este artículo para conocer sus ventajas y también los modelos que se nos pueden presentar.

Tipos de tendederos plegables

Existe una buena variedad de tendederos plegables los cuales puede diferenciarse de acuerdo a su tamaño y de las ventajas que nos pueden ofrecer. Sin duda que los fabricantes se esmeran en incorpora cada día nuevos accesorios que puedan ser atractivos para las personas que lo están buscando.

De grandes dimensiones

Son unos tendederos que realmente se aprovechan totalmente, los cuales han sido fabricados con la idea de atender aquellas familias numerosas y que requieren tender una buena cantidad de ropa. Este tipo de modelo trae dos patas que lo fijan muy bien sobre el suelo, lo cual nos va a garantizar que nuestras prendas no se caigan y puedan secarse con la mayor normalidad.

Tendedero plegable aéreo

Una de sus mayores ventajas es que por tener poleas, se puede adaptar a diferentes distancias, colocando los ganchos de un lado y otro, eso sí procurando no sobrepasar el límite máximo, el cual debe estar en la descripción de su caja.
Lo podemos instalar en la altura que queramos, condición que no podemos obviar porque, a mayor altura más posibilidad tenemos de guindar prendas más largas y grandes. Aunque también es bueno tomar en cuenta el alcance que tiene la persona que lo va a manipular, al menos que en casa contemos también con una escalera.
Es muy práctico a la hora de instalar, además que al momento de recoger sus cuerdas o poleas desaparece por completo, lo que deja de afectar el estilo del espacio utilizado.
Su costo es sin duda una de las grandes ventajas, porque es uno de los modelos más económicos que hay en el mercado, entre los tendederos de ropa.
Algunas desventajas que presenta el tendedero plegable aéreo
Su instalación puede ser parte de sus desventajas, no olvidemos que vamos a tener que realizar algunas perforaciones en la pared. Es muy probable que con el pasar del tiempo y de acuerdo al uso que se le dé a este tipo de tendedero, nuestras cuerdas se empiecen a lacerar.
El peso que aguantan dichas cuerdas o poleas de este tendedero no es mucho, permitiendo colocar solamente prendan ligeras, afectando a la hora de querer guindar un edredón o una toalla grande, así que este tendedero es ideal cuando tendemos por lo menos otro fijo.

Recomendaciones a la hora de adquirir un tendedero plegable

Es importante escoger un buen material sobre todo para las cuerdas, que nos permita reconocer que es bien resistente, como el polietileno, aunque también hay algunas de acero que sin duda son de las mejores que hay en el mercado.
El tamaño de estas cuerdas puede ser tomado en consideración, aunque las podemos recoger en el momento de utilizarlas en un menor espacio y hay modelos que traen un tamaño extra largo para zigzaguear con este.

Tendedero plegable fijo

Estos tendederos tienen sus propias bases y ya vienen listos solamente para sacarlos de su caja y extenderlos. Normalmente está conformado por una cantidad de tubos en donde vamos a colocar nuestra ropa cada vez que lavemos.
Su tamaño va a variar de acuerdo a nuestro gusto de compra, lo único que no lo podemos adaptar, sino que debemos consultar en su caja e indicaciones el tamaño real que tiene. Alguno de ellos tiene soportes para que podamos colocar los calcetines o ropa interior. No olvidemos que dentro de ese mismas instrucciones nos indica el peso total que pueden soportar, el cual debemos evaluar, tomando en consideración que la ropa es mucho más pesada cuando está húmeda.
Existen unos modelos que son espectaculares y que pueden tener muchas varillas a la vez, además de contar con varios niveles, traen también ruedas, para que podamos ir moviendo nuestra ropa recién lavada, hacia los sitios en donde pegue mejor el sol en nuestra casa o piso.
Debemos entender que dentro de este modelo existen muchos tipos de tendederos, los cuales se pueden clasificar de acuerdo a la ubicación que nosotros le vamos a dar:
Para colocar en la pared
Aquí podemos mencionar el tipo acordeón, el cual se ajusta con tornillos a la pared y es capaz de hacer un despliegue hacia el lado contrario. Es muy práctico y se consigue que se extiendan entre 60 centímetros y hasta un metro.
Es una alternativa bastante interesante, porque traen una buena variedad de tubos para colocar suficiente ropa y somos nosotros los que decidimos la altura en que lo colocamos, dependiendo de nuestra conveniencia.

Tendedero portátil

Este lo podemos colocar en cualquier parte de la casa y lo que es plegable realmente son unas alas que trae en cada extremo, se fija en el suelo, teniendo la debilidad de que sus medidas a veces no son tan grandes; lo cual resulta incómodo a la hora de querer secar una pieza como un edredón.
Por otro lado existe un tendedero portátil tipo mesa, el cual es muy versátil y permite tener varios niveles además de diversos pliegues que se realizan en cada uno de dichos niveles.
Los tendederos son una gran solución para nosotros, lo ideal es poder definir cuál sería el más conveniente y adaptado a nuestro presupuesto.

Deja una respuesta